domingo, 16 de julio de 2017

Y si...?

Recuerdo como hace ya años leí un libro de historía, "Los 100 últimos días" (de la segunda guerra mundial. Y como, si mi memoria no me engaña, en cierta parte relataban que, ante la inminente entrada de los aliados en Berlin, Hitler ordeno destruir los puentes que unían los diferentes barrios para dificultar el avance aliado. Los mandos ignoraron esta orden, puesto que ello hubiera supuesto acabar además con la red eléctrica y de agua cuyas canalizaciones discurrían por dichos puentes. Y eso en una ciudad sitiada por varios ejércitos y donde iba a producirse una dura lucha calle a calle, hubiera supuesto un desastre para la población civil.

Y hace unos días me llego el magnífico "1937 la caída del cinturón de hierro" obra de Cristían Sanchez (dibujo) y Rafael Gimenez (guión). Y leo como el gobierno republicano, ante la inminente entrada de los nacionales en Bilbao, ordenó la destrucción de los altos hornos. Y como el lendakari (la autonomía había sido aprobada poco antes del inicio de la guerra, una de las razones principales por la que permanecieron fieles al gobierno legítimo ante los golpistas) se negó a acatar la orden pues era un patrimonio del pueblo vasco, que lo necesitaría en un futuro y que no habría perdonado ni olvidado su destrucción. Así que se limitaron a apagarlos y provocar algunos desperfectos.




Y es que en toda guerra no siempre vence la barbarie y aun en medio del salvajismo de aquella guerra fraticida (donde por ambos bandos se cometieron atrocidades y no existieron buenos y malos), hubo quienes prefirieron seguir las ordenes de su conciencia antes que la de sus mandos.

Ahora, bien, y en un ejercicio de What if? a la española, si en mundo al revés, bilbao hubiera caído inicialmente en manos golpistas y recuperada finalmente por los republicanos, ¿Habrían obrado igualmente?

Solo el vigilante lo sabe.... :-)